f100008920-1455710108-19.jpg

Métodos en enseñanza activos

Con el título Métodos de enseñanzas activos, presentamos el siguiente módulo que tiene por objeto abordar la visión del docente en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Autoridad digital. Fuente: Geek&Poke.
Autoridad digital. Fuente: Geek&Poke.

Por su parte, las Tecnologías refuerzan los aspectos de polivalencia y flexibilidad de las formaciones para facilitar la adaptación a contextos tecnológicos en cambio permanente. Es decir, se constata que las TIC lejos de ser un elemento puramente instrumental, en su presencia y necesidad, han objetivado un nuevo escenario social al que hay que dar respuesta desde el ámbito educativo.

En este sentido, y con la finalidad de ofrecer metodologías que se adecúen mejor a este impacto tecnológico, se abordarán algunos ejemplos de métodos activos como son el Flipping Classroom, el ABP y el Aprendizaje Colaborativo y Cooperativo.

Finalmente, con la idea de que el acto de enseñanza pueda ser eficiente se ofrecerán las claves para elaborar un Entorno Personal de Aprendizaje y Enseñanza.

Objetivos

  • Investigar sobre el proceso de enseñanza.
  • Conocer diferentes métodos de enseñaza.
  • Aprender las claves de los distintos métodos activos de enseñanza.
  • Conocer aplicaciones tecnológicas que apoyen este tipo de métodos activos
  • Promover el aprendizaje colaborativo.

Metodología

  • El enfoque metodológico que se utilizará será el denominado que son pequeñas unidades de contenido y el diseño de actividades de aprendizaje a corto plazo (Santiago, 2015).
  • Cada tema consta de una breve introducción y de documentos de lectura (recomendada pero no obligatoria) que ayuda a entender la información dada.
  • Se plantearán algunas actividades, de carácter voluntario, que ayuden a la comprensión de los conocimientos.
  • En aula virtual  encontraréis más material para ampliar la temática explicada en el módulo.
  • El profesor/tutor actuará como dinamizador del grupo, facilitando información y orientando a los estudiantes en el proceso de aprendizaje.  
  • Se realizará una videoconferencia a través de la herramienta Collaborate disponible en el Campus Virtual de en torno a 1:30 h de duración, en la que se presentará la temática, siguiendo, grosso modo, el esquema de contenidos. Este Webinar quedará grabado para que pueda estar disponible en el módulo formativo, para aquellos docentes que no puedan asistir de forma síncrona.
  • La comunicación asíncrona entre docente y los participantes será a través del foro debate abierto ex profeso para plantear cualquier duda que surja.
  • El seguimiento al estudiante será constante, con el objetivo de acompañar y sostener el éxito de la acción formativa.
  • Se darán unas breves nociones de las diferentes herramientas digitales que se utilizarán para que el participante pueda investigar, explorar y crear sus propias producciones dado el escaso margen de tiempo con el que se cuenta.

Contenidos

Definición de proceso de enseñanza

Según la RAE (De enseñar)

  • Acción y efecto de enseñar.
  • Sistema y método de dar instrucción.
  • Ejemplo, acción o suceso que sirve de experiencia, enseñando o advirtiendo cómo se debe obrar en casos análogos.
  • Conjunto de conocimientos, principios, ideas, etc., que enseñan a alguien

El proceso de enseñanza. Si no lees la infografía pulsa aquí.

Procesos de enseñanza

El docente a la hora de planificar su acto didáctico tiene que tener en cuenta tres fases importantes:

Fases del proceso de enseñanza. Si no lees la infografía pulsa aquí.

Carol Tomlinson (2005)

El docente piensa y planifica en función de múltiples caminos hacia el aprendizaje para diversas necesidades, y no en términos de lo normal y lo diferente 

  • La Fase Pre activa o planificación de la enseñanza, supone el primer momento en el que el docente debe reflexionar sobre el qué (competencias y habilidades), el para qué (objetivos de aprendizaje),en qué condiciones (recursos).
  • Fase interactiva o Metodología didáctica, en la que el docente propone a los estudiantes el método, las estrategias y actividades que seguirá para que puedan desarrollar sus capacidades en dicho proceso de enseñanza-aprendizaje. Se trata, por lo tanto, del momento más importante del acto didáctico que dependerá del tipo de estudiante y su estilo de aprendizaje, así como de las condiciones en donde se produzca (presencial, semipresencial, no presencial).
  • Fase Pos activa, en la que se evalúa el proceso. Momento ideal para reflexionar y valorar qué aspectos se han conseguido y cuáles no. A partir de esta reflexión, es importante realizar cambios para su propuesta de mejora.

¿Cómo enseñamos en el siglo XXI?

Mark Presnsky nos habla de las capacidades escondidas de los estudiantes y de cómo la escuela, en mayúsculas, debe motivar a éstos para conseguir desarrollarlas. Por ello, es labor del docente intentar descubrirlas.

El sistema educativo del siglo XIX en pleno siglo 21. Fuente: Añi.

Richard Gerver (2010), nos habla del desarrollo social de los estudiantes a través de las redes. De cómo éstos aprenden de los demás (aprendizaje vicario) en un sistema informal o no formal.

Por ello, el docente debe ser consciente de esta educación expandida y aprovechar el potencial que tiene para conseguir el máximo provecho para y de sus estudiantes, transformando su función desde una visión anacrónica como es la de una persona que atesora el conocimiento hacia un  conocimiento a convirtiéndose en guía del proceso de enseñanza.

José Tejada y Carmen Ruíz (2016), desarrollan en cuatro retos el cambio de paradigma que debe sufrir el docente universitario de hoy: 1) Dimensión conceptual: de los saberes parcelizados a la integración de los saberes; 2) Dimensión desarrollo-reconstructiva: integración de los escenario formativo con el escenario socioprofesional; 3) Dimensión estratégica: nuevas perspectivas del aprendizaje y en la evaluación; 4) Dimensión operativa: valided y pertinencia de los dispositivos usados para la enseñanza-aprendizaje.

Por su parte Santiago Moll (2014), señala siete claves fundamentales para enseñar en el siglo XXI:

Red de Aprendizaje Personal (PLN) y Cursos Masivos en Línea y Abiertos (MOOC)

Crear redes profesionales cada vez se hace más imprescindible. El docente debe estar interconectado con otros docentes para una formación compartida y colaborativa.

Desvirtualización programada

Utilizando la idea que propone Víctor Martín, se trata de quedar físicamente con algún contacto que tenemos en la  red con el fin de buscar sinergias para desarrollar proyectos o compartir ideas.

Tecnologías como herramientas complementarias

Las TIC deben ser acompañamientos y facilitadotes de nuestra docencia, pero en ningún caso sustituye la labor del docente.

Reputación digital

Como docentes debemos ser conscientes de los beneficios y peligros que lleva consigo la distribución de contenidos en la red (textos, imágenes, videos), ya sea en nuestro propio beneficio como en el buen uso que hagan nuestros estudiantes. En este sentido es interesante observar,entre las diferentes propuestas, la de Raúl Santiago que nos habla sobre las 7 razones para hacer un buen uso de las redes sociales en educación.

Gestión del tiempo

El futuro docente debe ser un buen gestor del tiempo. La enorme información de la que disponemos obliga a organizar mejor nuestras herramientas y, por ende, los contenidos que necesitamos. Esto nos ayudará a disponer de mayor tiempo para todo, y así alcanzar una mejora de la nuestra calidad de vida.

Desconexión para la reflexión

Es muy importante llevar a cabo momentos de reflexión. La búsqueda por la búsqueda no tiene sentido, ya sea de información o de las herramientas más a la moda. Se hace necesario encontrar un equilibrio entre conseguir las cosas y saber qué hacer con las cosas: buscar el contenido, el recurso o aplicación y darle un uso real y óptimo en nuestra docencia.

Docente universitario del siglo XXI

Al igual que ha cambiado la docencia en el siglo XXI, el rol del docente universitario debería haber cambiado también. Algunas ideas que pueden ayudar a reflexionar:

  • A la Universidad se va a discutir y a reflexionar con el profesor, ya que los contenidos se aprender fuera del centro (Brunner, 2014). Esta situación provoca que el docente deba tener nuevas destrezas.
  • Para ello, las tecnologías son básicas para que exista esa reflexión y análisis entre el docente y el estudiante (Rivera, 2014).
  • La Universidad debe transformar a un especialista en una materia en un docente.
  • La educación y los cambios en los métodos de enseñanza se producen por contagio (Vázquez, 2014).
  • El docente universitario tiene que conocer los nuevos códigos del lenguaje del estudiante, ya sean de índole tecnológico como los propios de la comunicación. Muchas veces las brechas se producen por no estar en los mismos niveles de codificación.

Estoy des-“conectado”: es mi “modus vivendi”

Una característica preponderante del joven actual, y por lo tanto “nativo digital”, es su forma de relacionarse. El hecho de ser del mismo target de edad no es tan relevante como estar en el mismo nivel comunicativo, es decir; conocer los mismos códigos y sistemas de comunicación que viabilicen un tipo de relación. Los jóvenes tienen una coraza no visible que resulta complicada romperla a no ser que se conozcan las claves. El reconocimiento, el respeto, la relevancia, aparecen como elementos capitales para poder ser oído, para que la comunicación sea eficaz. Fleming (2002) ha venido llamando como Ciberesfera al espacio íntimo de los jóvenes con su forma de vida, de manera que cada joven construye su propia Ciberesfera mediante múltiples anillos concéntricos representando distintos niveles de intimidad y confianza. En las distintas reflexiones se considera que la sociedad está dualizada dependiendo del tipo de tecnologías que utilizan, incluso dentro de una misma familia (padres-abuelos con TV, jóvenes-niños con Internet). Asemejan el primer acercamiento a Internet (primera cuenta email, móvil) como un rito de iniciación, como lo fuera en su día la Primera comunión.(García, Gértrudix, Durán, Gamonal y Gálvez, 2011)

El profesor del siglo XXI. Si no lees la infografía pulsa aquí.

Profesor Competente. Fuente: UCENevaluacion.

Métodos activos de enseñanza: Flipping Classrooom y ABP

Ahora bien, existen elementos que no se pueden obviar, y en nuestro caso radican en la raíz misma de la educación: el método. Sin una buena metodología, cualquier recurso, incluido los vídeos didáctico-musicales, no tendrían el gran valor didáctico que poseen. Es por ello que el foco debe centrarse en la enseñanza más que en el aprendizaje, en el cómo más que en el fin; en definitiva, en el método más que en el recurso: “innovación y cambio de una educación para las respuestas a una educación para las preguntas; se habla más de aprendizaje que de enseñanza” (Reig, 2012).

Método de enseñanza adecuado. Si no lees la infografía pulsa aquí.

Entre los distintos métodos de enseñanza existentes, en este módulo, nos hemos centrado en aquellos donde se apoya un aprendizaje abierto “open learning”.

En este sentido la metodología del “flipped classroom” creemos que es una buena técnica didáctica adaptada al método. Según las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el “open learning” o “Aprendizaje abierto” se define como aquellos sistemas educativos en los que el estudiante tiene parte del control del proceso de aprendizaje (UNESCO, 2002). Una de las ideas que subyace en este método es el hecho de que no sólo los estudiantes son los favorecidos al ser más activos en su aprendizaje, sino que también para los educadores supone un incentivo constante para ser más reflexivos en su pedagogía. Cuando Jonathan Bergman y Aaron Sams, del instituto Woodland Park, diseñaron una serie de grabaciones para aquellos alumnos que no podían asistir a sus clases (Tucker, 2012) de alguna forma marcaron las pautas iniciales de lo que vendría a ser un nuevo enfoque de enseñanza, cuya traducción del inglés es “clase invertida” o “aula volteada”: flipped classroom. En líneas generales, esta técnica consiste en invertir las tareas que se llevan a cabo en clase por las que se hacen en casa (Herreid & Schiller, 2013). Es decir, mediante esta metodología, los alumnos revisan, preparan y estudian los contenidos teóricos en días previos a su instrucción en la clase con el objeto de exponerlos o debatirlos en el aula y llegar a una mayor comprensión (Lage, Platt & Treglia, 2000). Para Callejas y Garduza (2013) se trata de un enfoque integral que combina la instrucción directa con métodos constructivistas, en el que la participación del estudiante en un aula activa y dialogada, no rígida, contribuye positivamente a que los estudiantes puedan comprender y responder mejor a las necesidades emocionales y de aprendizaje (Bergmann & Sams, 2012).

Entre los distintos autores existen una serie de coincidencias sobre los beneficios de este modelo de aprendizaje:

  • Se desarrolla en un ambiente de aprendizaje colaborativo, aunque tiene cabida también en aprendizajes cooperativos, aprendizajes basados en proyectos (Tucker, 2012; Herreid & Schiller, 2013; Zapata, s/f; Miller, 2012 & Van Assendelft et al, 2013).
  • Dinamiza el rol del alumno, pues se involucra a los estudiantes promoviendo una implicación más activa, mayor participación, motivación y compromiso (Tucker, 2012; Herreid & Schiller, 2013; Zapata, s/f; Miller, 2012 & Van Assendelft et al, 2013).
  • Se actualiza el rol del docente, que se convierte en un guía orientador que fija objetivos, resuelve las dudas, dinamiza el proceso de aprendizaje, provee atención personalizada (Tucker, 2012; Herreid & Schiller, 2013; Zapata, s/f; Miller, 2012 & Van Assendelft et al, 2013).
  • Permite un aprendizaje autónomo para los alumnos más avanzados y mayor tiempo de dedicación a la resolución de problemas en el aula. (Tucker, 2012; Zapata, s/f & Van Assendelft et al, 2013).
  • Fomenta habilidades del alumno como el pensamiento crítico o la resolución de problemas. (Herreid & Schiller, 2013 & Zapata, s/f).
  • Facilita el despliegue de actividades participativas interactivas tales como debates en foros, presentaciones, etc. (Zapata, s/f).

Tipos de enseñanza inversa. Si no lees la infografía pulsa aquí.

El interés despertado por este tipo de acción formativa plantea una serie de interrogantes que pueden ser discutidas:

  • ¿El “flipped classroom” puede ser un enfoque de aprendizaje exitoso en el contexto de la enseñanza universitaria?
  • ¿Deben los actores del proceso de enseñanza-aprendizaje modificar el rol que juegan?
  • ¿Es necesario algo más que una buena disposición hacia el cambio por parte del profesorado?

Clase invertida. Fuente: Pedagogía Digital.

Cuando se han llevado a cabo propuestas de este tipo en ámbitos universitarios la respuesta siempre ha sido positiva, ya que:

  • El docente no es el que transmite el conocimiento en primera instancia.
  • Las actividades son desarrolladas por los alumnos.
  • Las actividades son las que transmiten el conocimiento, y
  • las actividades responden al modelo colaborativo.

Este tipo de metodologías emergentes origina a su vez una serie de consecuencias que se pueden resumir en:

  • Aprendizaje invisible
  • Educación expandida
  • Alfabetizaciones múltiples
  • Conectivismo
  • Nuevas tendencias educativas
  • Reflexión práctica docente
  • Nuevas conexiones
  • Nuevas herramientas de comunicación

En el siguiente enlace podrás encontrar diferentes aplicaciones y herramientas para aplicar la metodología inversa del flipped classroom en tu clase.

40 herramientas para aplicar la metodología flipped classroom en el aula. Fuente: aulaplatea.com

Entornos personales de enseñanza-aprendizaje

Los Entornos personales de enseñanza-aprendizaje se justifican desde la base de un aprendizaje permanente, organizado por docente o discente  atendiendo a unas necesidades específicas, de tal manera, que es el propio individuo que canaliza los contenidos, recursos y aplicaciones que necesita realmente.

Uno de los problemas con los que nos encontramos a la hora de confeccionar nuestro PLE es encontrar aquellos recursos TIC que sean válidos y eficaces.

Los elementos y características que configuran cualquier PLE son:

  • Anatomía: Un PLE es un Entorno construido dentro de un ambiente TIC que tiene la función de contenedor, Personal, ya que cada recurso, aplicación o contenido tiene una significación para mí como docente a aprendiz, y su función está dedicada a la Enseñanza-aprendizaje, vinculada directamente con los procesos de enseñanza y aprendizaje. En este sentido, el PLE se construye para Leer y acceder a la información, así como para reflexionar sobre el acto didáctico.
  • Aprendizaje compartido. Nuestro PLE se construye en la Red, y, por lo tanto, es compartido con otros colegas.

Características del PLE.

Existen distintas perspectivas pedagógicas, organizativas, tecnológicas y de aprendizaje implicadas en el desarrollo de cualquier Entono Personal de Aprendizaje:

Fuentes:theflippedclassroom, Koehler y Castañeda y Adell.

Buenas prácticas en la metodología flipping. Algunos consejos para su implementación

En general, la metodología de clase volteada está fundamentada sobre los principios del constructivismo y el conectivismo. Normalmente es un tipo de método activo que se complementa con otros como el Aprendizaje Basada en Proyectos, el Aprendizaje Basado en Problemas o el Aprendizaje Colaborativo y Cooperativo. Esto hay que tenerlo presente a la hora de confeccionar nuestro propio método, que en definitiva será un compendio de métodos y que se adaptarán a los objetivos y contenidos de la materia a impartir, así como a las diferentes actividades programadas.

Especialmente indicada en los aprendizajes complejos de una materia y, en donde las clases teóricas tengan una ratio elevada. De esta manera se podrá trabajar tanto dentro como fuera del aula, dejando los elementos teóricos básicos, las explicaciones técnicas o las herramientas a trabajar a la clase inversa o flipped, dejando los tiempos presenciales en el aula a la resolución de las dudas presentadas por los estudiantes, así como a la realización de debates.

Como ya hemos indicado, en párrafos anteriores, en el flipped classroom son sustituidas las clases magistrales por clases prácticas, bien como exposición de dudas o como exposición de propuestas de los estudiantes para buscar soluciones a algún problema planteado. Así, ya estaríamos combinando tres metodologías: ABP, AC y clase invertida. El aprender a partir de contenidos multimedia.

Fase I: El trabajo fuera del aula

Se seguirá una ficha de trabajo en la que se delimiten las tareas a realizar fuera del aula, así como las propuestas de actividades que se llevarán a cabo en el aula

Docente:

  • Elaboración de materiales (si pueden ser multimedia, mejor)
  • Orientaciones

Discente:

  • Empleo de herramientas y recursos proporcionadas por el profesor
  • Observa y analiza: trabajo individual y en pequeños grupos (AC)

Fase II: El trabajo en el aula

Mediante una metodología de aprendizaje colaborativo y cooperativo se integrarán las actividades del trabajo realizado fuera del aula en torno a una idea común. Para ello, se utilizarán distintas herramientas (prácticas de laboratorio, debates, …) que ayuden a obtener los objetivos planteados.

Docente:

  • Orientaciones que ayuden a las propuestas comunes y a la reflexión crítica

Discente:

  • Exposiciones

Fase III: Retroalimentación-evaluación

En esta fase el docente evaluará la experiencia y el (los) producto(s) final(es).

Una vez se ha terminado dicho producto finalista, debe ponerse en común cada uno de los contenidos aportados por cada estudiante. Cada grupo expone los diferentes conflictos al resto del aula y muestra, de forma resumida, lo trabajado en él. De esta forma, cada vez que hay un debate sobre lo trabajado en el producto por cada grupo, se amplía, se cambian y se mejora el trabajo.

En el siguiente enlace se puede consultar un artículo en el que se explican los pormenores de una experiencia real con estudiantes del Grado de Educación Infantil, utilizando la clase volteada y otras estrategias metodológicas activas para el desarrollo de Microsites artísticos musicales como productos finales de recursos que después sirvan para su utilización en el entorno de un aula de educación infantil:

Referencias

Castañeda, L. y Adell, J. (Eds.). (2013). Entornos Personales de Aprendizaje: claves para el ecosistema educativo en red. Alcoy: Marfil.

García, A. (2001). La función docente del profesor universitario, su formación y desarrollo profesional. Revista Bordón, 53, 581-596

García, F., Gértrudix, F., Durán, J. F., Gamonal, R., y Gálvez, M. C. (2011). Señas de identidad del “nativo digital”. Una aproximación teórica para conocer las claves de su unicidad. Cuadernos de Documentación Multimedia, 22, 110-127.

Gértrudix-Barrio, F., Rivas-Rebaque, B. y Gértrudix-Barrio, M. (2017). Docere, delectare et movere. Visión del docente y prisma del discente en el diseño e implementación de microsites con contenidos artísticos musicales. Foro de Educación, 15 (22).

Moll, S. (06/02/2014). 7 claves para enseñar en el siglo XXI.

Martín, V. (20/01/2014). Recomendación de la semana. Desvirtualización programada.

Santiago, R. (05/11/2013). 7 razones para hacer uso de las redes sociales en educación.Redes (2010). Entrevista a Richard Server: “Crear hoy las escuelas del mañana”.

Tiching (05/06/2014). Mark Prensky “Debemos descubrir la pasión de cada estudiante”.

Tejada Fernández, J., y Ruiz Bueno, C. (2016). Evaluación de competencias profesionales en Educación Superior: Retos e Implicaciones. Educación XX1, 19(1), 17-38, doi:10.5944/educXX1.12175.

Autor

Felipe Gértrudix